Ejercicios para tonificar suelo pélvico: aprende a hacerlos en casa

Descubre los beneficios de fortalecer el suelo pélvico

Los beneficios de los ejercicios para el suelo pélvico son muchos, nos ayudan a mejorar muchos aspectos de nuestro cuerpo, pero en este artículo nos centraremos en el trabajo de la zona pélvica y la importancia de esta en el acto sexual.
El suelo pélvico es una zona de nuestro cuerpo que la encontramos en la parte inferior del abdomen. En el caso de las mujeres es donde encontramos los órganos reproductores.
Tener los músculos del suelo pélvico tonificados y fuertes tiene muchas ventajas, como, por ejemplo, mejorar un problema muy extendido como es, la incontinencia urinaria.
Además, ayuda en las relaciones sexuales. Como ya explicamos en el artículo “El deporte y el sexo. ¿Hay relación entre ellos?” que fortalecer el suelo pélvico ayuda a las mujeres alcanzar los orgasmos y que estos sean muy placenteros.
Para las mujeres que no consiguen alcanzar un orgasmo, se recomienda la realización de ejercicios hipopresivos. Son una serie de ejercicios físicos donde se trabaja el abdomen y la zona perineal. Al hacerlos, conseguimos tener un vientre plano, tonificar los músculos del abdomen y fortalecer el suelo pélvico, de forma que ayudamos y contribuimos a conseguir una mejor vida sexual.
Son una forma muy efectiva de mejorar el tono la de la zona pélvica. Los resultados son rápidos de ver y son efectivos tanto en mujeres como en hombres.
Es la solución para aquellas personas que les cuesta alcanzar los orgasmos, que quieran orgasmos más intensos o quieran mejorar la actividad sexual con la pareja.
 

Haz estos ejercicios para tonificar el suelo pélvico desde tu casa

A continuación, os vamos a dar algunos ejemplos de ejercicios para el suelo pélvico que podéis hacer en casa:
Tenemos varias sesiones de entrenamiento dedicadas a mejorar el suelo pélvico. Duran entre 17 y 20 minutos, pero no son ejercicios de alta intensidad, son de nivel de principiantes, así que no te preocupes y hazlas hoy mismo.
Entre los diferentes ejercicios que haréis, encontraréis los ejercicios en posición de cuadrupedia:
Nos pondremos en posición de cuadrupedia, apoyando manos, rodillas y pies en el suelo. Mantendremos la zona pélvica por encima de las rodillas y las manos en línea con los hombros. Cogeremos aire y lo soltaremos todo, cuando no tengamos más, meteremos el abdomen hacia dentro, tendremos que abrir las costillas. Mantendremos la posición durante unos segundos y habremos acabado la primera repetición del ejercicio, podemos hacer varias repeticiones más y pasar al siguiente ejercicio.
Para este ejercicio colocaremos la frente en el suelo, apoyaremos las manos en el suelo, justo al lado de la cabeza, con los codos doblados en ángulo recto. Las piernas tienen que estar como en el ejercicio anterior, cuando estemos en esta posición, realizaremos la apnea, cogeremos aire y lo soltaremos todo, cuando no tengamos más, llevaremos el cuerpo hacia delante.
Es decir, apoyaremos la parte de la cabeza donde empieza a nacer el pelo, llevaremos las caderas hacia delante, para que estén por delante de las rodillas, como si quisiéramos arquear la espalda. Tras aguantar unos segundos pondremos relajarnos y hacer más repeticiones.
El siguiente ejercicio se hace de pie. Tenemos que llevar las mano hacia delante y enlazarlas, redondearemos al máximo toda la columna, los hombros tiene que estar lejos de las orejas. Cogeremos aire y llenaremos la zona dorsal y las costillas. Al soltar el aire llevaremos el abdomen hacia dentro y hacia arriba. debemos repetir el proceso 3 o 4 veces.
A continuación, pondremos las manos al lado de las caderas, con las puntas d ellos dedos mirando hacia adentro. El pecho tiene que estar un poco hacia delante, como si fuéramos a caer. Y haremos la apnea, cogeremos aire, lo soltaremos todo y aguantaremos el abdomen hacia dentro durante unos segundos. También haremos varias repeticiones.
El ejercicio que le sigue, es igual, pero con las manos por delante del pecho, recordad que los dedos deben mirarse unos a otros.
Podemos hacer lo mismo, pero poniendo los brazos, siempre en la misma posición, peor por encima de la cabeza, los hombros deben estar alejados de las orejas.
Con el último ejercicio nos pondremos inclinados hacia delante, apoyando las manos en la parte baja de los muslos, justo por encima de las rodillas. Como en los ejercicios anteriores, haremos una apnea y cuando no tengamos aire mantendremos el abdomen hacia dentro unos segundos.
 
Para encontrar el resto de ejercicios para el suelo pélvico, entra en nuestro gimnasio online y sigue las instrucciones de nuestra profesora Gloria Sobrero, una profesional con muchos años de experiencia que sabrá explicarte paso a paso como hacer cada movimiento en casa, es muy importante que los hagas como ella te indica para evitar posibles lesiones. No lo dudes más y empieza hoy a entrenar, es una excelente forma de mejorara la salud y el bienestar.

Ictiva - Ahora clases en directo

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

    Comments are closed.