Ejercicios para el dolor de ciática: 3 asanas de Yoga que ayudarán

Descubre qué es el dolor de ciática y cuáles son sus causas:

El dolor de ciática es un dolor que se produce cuando se comprimen las raíces del nervio ciático. El nervio ciático empieza al final de la columna vertebral, se extiende hacia las piernas y llega hasta los pies. Pasa por los glúteos, el muslo y la rodilla. Es el nervio más largo y ancho del cuerpo. Que sea tan grande lo hace especialmente propenso a sufrir algún tipo de compresión en algún punto de su recorrido.
Cuando el nervio se comprime, es porque se ha inflamado o ha sufrido algún otro tipo de daño. Esto hace que notemos un dolor muy fuerte, también puede ser una sensación de hormigueo o adormecimiento. Pero también puede ser una sensación de debilidad en la espalda, glúteos o piernas.  Así como dificultad para mantener la espalda recta o dolor al caminar.
Normalmente el dolor en el nervio ciático es un síntoma de otra dolencia, como, por ejemplo, una hernia discal o artrosis en la columna. Pero cada vez se dan más casos en que el dolor de ciática aparece por estar demasiadas horas en la misma postura, demasiadas horas sentados o por falta de ejercicio.
 

¿Que podemos hacer para tratarlo?

 
Para tratarlo, debemos hacer ejercicios para el dolor de ciática, esto nos permitirá reforzar la musculatura y corregir la postura, todo esto reducirá el dolor y nos ayudará a prevenirlo.
 
dolor-de-ciátic
 
Lo mejor es acudir al médico para que nos examine y determino el origen del dolor, y, en caso de tratarse de una dolencia mayor como la hernia discal, que nos indique el tratamiento específico que necesitamos. El fisioterapeuta también nos puede ayudar a determinar el origen o nos puede indicar cuáles son los movimientos que pueden ayudarnos a reducir las molestias.
Si nos dicen que hagamos ejercicios en casa, ya que el reposo no es la mejor opción para acabar con el dolor de ciática, hay que moverse y hacer deporte, nosotros os decimos cuáles podéis hacer en la comodidad de vuestra casa, sin necesidad de ir a un gimnasio y sufrir más de la cuenta.
Entre los ejercicios más recomendados, los de yoga, son uno de ellos, a continuación, encontraréis los mejores para hacer en casa y acabar con el dolor en el nervio ciático.
 

Aprende los 3 ejercicios para el dolor de ciática:

Postura Supta Padangusthasana:

Empieza con la postura Supta Padangusthasana o también conocida como tendida del dedo grande del pie. Tienes que acostarte en el suelo sobre una esterilla o alguna alfombra con las piernas rectas y juntas. Dobla la pierna derecha hasta tu pecho y pon una cuerda en la parte exterior del pie. Entonces estira la pierna mientras aguantas la correa con ambas manos. Tírala hacia abajo para intentar acercar la pierna todo lo que puedas a tu nariz.
Recuerda que cuando hagas las asanas, nunca tienes que forzar más el cuerpo de lo que él te indique. Lo importante en esta postura es mantener la pierna recta y concentrarse en la respiración.

Asana Adho Mukha Shvanasana:

Otra asana clásica para aliviar las molestias, es la Adho Mukha Shvanasana o el perro hacia abajo. Tienes que poner las rodillas y las manos en el suelo de modo que las rodillas estén justo debajo de las caderas y las manos un poco más adelante que los hombros. Los dedos de las manos deben de estar bien separados con los dos índices en paralelo. Tienes que notar que estás muy firme apoyándote en cuatro puntos del cuerpo.
Entonces inhala mientras doblas los dedos de los pies hacia adelante y levanta las rodillas mientras vas exhalando. Tienes que sentir el peso de tu cuerpo en las manos y en la parte delantera de los pies. Además, eleva tus caderas de modo que tu cóccix apunte hacia el techo.

 

Postura Parsvakonasana:

A la postura Parsvakonasana también se le llama postura del ángulo lateral extendido. En esta postura, tienes que separar los pies y girar los dedos del pie derecho de forma que queden perpendicular a la pierna izquierda. Al mismo tiempo, tienes que presionar hacia abajo con el pie izquierdo y doblar la rodilla derecha de modo que el muslo quede paralelo con el suelo y la rodilla esté sobre el tobillo. Pon el codo derecho sobre la rodilla derecha y levanta el brazo izquierdo sobre la cabeza. Al acabarla notaréis como el dolor nervio ciático se reduce.
 
El dolor de ciática es uno de los más comunes y puede ser debido a una dolencia mayor o a una mala higiene postural, falta de ejercicio y músculos débiles. Para acabar con este sufrimiento que nos puede dejar postrados en la cama sin poder movernos varios días, debemos hacer los ejercicios para el dolor de ciática que os hemos mencionado en este post, corregir la postura de la columna, coger objetos de la forma adecuada y agacharse cómo es debido. Si ponemos en práctica estos consejos prevendremos el dolor y tendremos mejor salud, en nuestra página web encontraréis más ejercicios para el dolor de espalda.
 
 

Ictiva - Ahora clases en directo

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes