¿Qué es el sobreentrenamiento y por qué ocurre?

08 Sep 2019

Siempre decimos que es muy importante entrenar varias veces a la semana porque tiene muchos beneficios. Nos ayuda a mantener la forma, mejora la salud cardiovascular, a mantener nuestro peso ideal, a tener más fuerza, nos permite mantener nuestro bienestar y nuestra salud en general. Pero como todo en esta vida, hay que hacerlo en su justa medida. Porque si entrenamos demasiado podemos llegar a sufrir sobreentrenamiento. 

 

Inicia tu entrenamiento ahora

El sobreentrenamiento ocurre cuando sometemos al cuerpo a esfuerzos continuos sin que pueda descansar. Este no es capaz de asimilar los entrenamientos y acaba perjudicando a nuestra salud.

 

Pero, ¿cómo llegamos a este punto?

 

Si bien el deporte nos ayuda a mejorar nuestro bienestar, tanto físico como emocional, es importante seguir un plan de ejercicio que respete los días de entreno y de descanso que necesita nuestro cuerpo. estas dos fases, la del entrenamiento y el descanso, son las que permite que podamos avanzar y evolucionar y que todo ocurra en equilibrio. Cuando no respetamos una parte y la otra la realizamos en exceso, es malo. 

 

A veces nuestra ambición y nuestras ganas de mejorar y superarnos nos hacen llevar nuestro cuerpo al límite, o incluso más allá. Pero es importante que aprendamos que no es bueno, porque los únicos perjudicados somos nosotros mismos. 

 

Esto puede ocurrirle a cualquiera, sea cual sea su estado físico. Es importante saber que estar constantemente cansado a causa del entrenamiento no es buena señal. Significa que nuestro cuerpo necesita un descanso. El estado en el que debemos encontrarnos siempre es el de plenitud. 

 

Este estado nos dará la motivación que necesitamos para que sigamos haciendo ejercicio. En consecuencia, a veces, llegamos a aumentar el potencial de nuestro organismo con respeto a las cargas de trabajo.  

 

El principal error: 

Pensar que si entrenamos durante un par de horas también podremos aguantar entrenar 3. y así ir aumentando sucesivamente el tiempo que hacemos deporte. Pero no siempre es bueno hacer más. Cuando no se respetan los tiempos de descanso que necesita nuestro cuerpo, acabamos exhaustos. Por eso es tan importante elaborar una buena rutina deportiva. Si no somos capaces de hacerla, es mejor contar con la ayuda de un experto. En nuestro gimnasio online encontraréis planes de entrenamiento en base a vuestros objetivos. 

 

Síntomas del sobreentrenamiento: 

Si es leve sentiremos desgana para entrenar, bajo estado de ánimo, también empezamos a cuestionarnos si somos realmente válidos o no…Si esto ocurre de forma ocasional no pasa nada, pero si ocurre de forma continuada puede causarnos varios problemas de salud.

En casos más agudos también podemos sentir debilidad, malestar general,  dificultad para acabar los entrenos, fiebre e incluso calambres.

Es importante que entendamos que aunque queramos mejorar y seguir entrenando, nuestro cuerpo y mente necesitan descansar. No debemos llevarlo al límite porque esta obsesión no impide descansar, comer correctamente, tener una estabilidad emocional y disfrutar de la vida con tranquilidad. 

Cómo acabar con el sobreentrenamiento: 

Es importante dejar los malos hábitos que estamos llevando, comer mal, entrenar demasiado y no descansar. Por lo que lo primero que haremos es bajar el ritmo de los entrenamientos, descansar mucho, beber correctamente y seguir una buena dieta. 

Si es necesario suprimimos un día o dos los días de entrenamiento a la semana. Tened en cuenta que si forzáis vuestro cuerpo y lo sometéis a un sobreentrenamiento los músculos no crecerán. 

En los casos graves que hemos mencionado anteriormente, es importante acudir a un médico para que nos ayude con un tratamiento adecuado antes de tener problemas de salud más graves. 

Seguramente os dirá que debéis cesar de practicar deporte durante un tiempo. Cuando nos hayamos recuperado podremos empezar de nuevo a hacer ejercicio. Quizá podemos hacer descanso activo. Que consiste en hacer actividades deportivas de bajo impacto y de forma indirecta en los días de descanso, como por ejemplo dar un paseo en bici, ir a nadar a la piscina, dar un paseo en le parque, etc. 

Una vez que volvamos a nuestra rutina habitual, es importante tener en cuenta los consejos que os hemos dado en este artículo para evitar que os vuelva a pasar.

Entrena Ahora con ictiva
Share

Sergio Recio