Entrenar solo en casa y no morir en el intento

Entrenar solo en casa tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Por una parte, si se hace de la forma correcta, te ayudará a tener más disciplina y a comprometerte con tus objetivos deportivos. Es una forma de entrenar con más libertar, hay gente que lo prefiere porque en el gimnasio se siente incómodo. Por otra parte, si no se realizan los ejercicios correctamente, porque nadie te está corrigiendo, puedes llegar a sufrir una lesión. También debes preparar tú mismos, las sesiones de entrenamiento, planificar los días que harás deporte, establecer los descansos… Es un trabajo que hay que hacer y en principio, no tienes nadie que te ayude.

Para hacerte las cosas más fáciles, en ictiva hemos preparado este artículo con 5 consejos para entrenar solo en casa y no morir en el intento. De esta forma le sacarás más provecho a tus sesiones de entrenamiento y reducirás le riesgo de sufrir una lesión.

5 consejos para entrenar solo en casa:

Elige un objetivo:

Es normal sentirse perdido y no saber por dónde empezar. Para ordenar las ideas y saber qué hay que hacer primero tienes que determinar cuál es tu objetivo deportivo. Es recomendable elegir solo uno, una vez lo alcances, puedes proponerte metas nuevas. Puedes hacer una lista y ordenarlos según la prioridad que creas conveniente.

Tienes que ser realista con los objetivos que te propongas, deben ser alcanzables, de lo contrario, no los podrás lograr y te sentirás fracasado y no seguirás entrenando. Por ejemplo, si eres principiante no te pongas como meta entrenar todos los días. Necesitas tiempo para acostumbrarte, también necesitas tiempo para descansar y recuperarte. Una vez te hayas acostumbrado, puedes aumentar los días que haces ejercicio en casa.

La calidad es más importante que la cantidad:

Uno de los errores más comunes de la gente que empieza a entrenar en casa, es querer hacer muchas repeticiones, levantar mucho peso y entrenar todos los días de la semana. Esto no tiene ningún sentido y lo único que les puede aportar es sobreentrenamiento y una lesión.

Al principio, cómo decimos siempre en ictiva, es mejor centrarse en aprender la técnica correcta de los ejercicios. A veces esto quiere decir que usaremos la barra de entrenamiento sin disco, para aprender cuál es el movimiento correcto que deben hacer nuestros músculos.

Una vez hayas aprendido cómo se hace correctamente cada ejercicio, puedes añadir peso. No te sientas frustrado por o añadir discos, piensa que las barras ya suelen pesa un poco y es suficiente para empezar.

Este consejo se aplica tanto a ejercicios de fuerza cómo de otro tipo, peor para la fuerza es mucho más importante. Cuando decides entrenar solo en casa, no tienes a nadie que te corrija, pero si utilizas la app de entrenamiento en casa de ictiva, tendrás un profesor que te enseñará paso a paso cómo hacer cada ejercicio, te dirá cómo no debes hacerlo y cuál es la posición adecuada. Debes prestar atención a las videoseisones para aprenderlo todo.

Centra tu atención en el ejercicio:

Uno de los riesgos de entrenar en casa son las distracciones, tenemos la televisión, el móvil, muchas veces más gente en casa… incluso la cocina puede ser una de ellas. Es importante no caer en la tentación y dejar de entrenar para mirar la tele, estar con el móvil, o ir a comer algo a la cocina. Cuando se está haciendo ejercicio, hay que dejar de lado lo demás y centrarse en los movimientos que tenemos que hacer. Cuando hayas finalizado el entrenamiento ya podrás hacer cualquier cosa. Piensa que, si te distraes, corres dos riesgos: puedes hacer mal un ejercicio y lesionarte.  El otro riesgo, es que perderás el tiempo y tardarás más en finalizar el entrenamiento. Además, si no estás concentrado, rindes menos y, por lo tanto, los beneficios son menores.

Utiliza el soporte de seguridad cuando entrenes con barra:

Uno de los grandes inconvenientes que tiene entrenar en casa, es que no tienes a nadie que te ayude con el material (barras, pesas…) cuando cargas mucho peso y estás cansado. Tienes que ser previsor y utilizar los soportes para que te protejan en caso de fallo. Es una inversión que merece la pena realizar porque en caso de lesión o hacer un mal gesto, la barra te puede caer encima y empeorará la situación.

No te desanimes al entrenar solo:

Entrenar solo en casa puede parecer aburrido, hay gente que no le gusta, peor hoy en día nos vemos obligados a hacerlo. De todas formas, hay muchas formas de mantener el ánimo y que la sesión te resulte más amena. Puedes ponerte música, aprovechar para escuchar un podcast. Hacer ejercicios de cardio como por ejemplo el steps, son ejercicios muy movidos, con música, el tiempo te pasará volando.

También puedes hacer sesiones de entrenamiento en casa, en directo o diferido, en nuestro gimnasio online hacemos varias sesiones a la semana. Entra en la sala correspondiente y entrena en directo con nuestros profesores, son clases muy divertidas con las que podrás estar en forma en casa y el tiempo te pasará volando.

Ictiva - Ahora clases en directo

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes