El ejercicio, buen aliado de la diabetes de tipo I

Descubre los ejercicios en casa que te mejorarán la diabetes tipo I

La diabetes de tipo I (afecta al 10% de la población total de diabéticos) se caracteriza por una deficiencia absoluta en la secreción de insulina desde el incio de la enfermedad, motivo por el cual debe de ser subministrada. Se manifiesta, mayoritariamente, antes de los 30 años.
 

Síntomas

Los principales síntomas de la diabetes son: aumento del hambre y la sed, presencia de fatiga o cansancio, pérdida de peso… Además, la diabetes puede generar una serie de complicaciones y efectos perjudiciales sobre la salud, por ejemplo puede afectar a la vista y a los sistemas renal, nervioso y cardiovascular. Por lo tanto, el seguimiento de la enfermedad con un tratamiento que incluya dieta, ejercicio, educación en cuanto a la patología y terapia farmacológica (si es necesaria) es de vital importancia para el control de la diabetes y reducción de las complicaciones.
Si una persona diabética sufre alguna enfermedad cardiovascular, lesiones del sistema nervioso, lesiones en el riñón, diabetes descontrolada, etc. debe pedir consejo específico al equipo sanitario antes de la realización de la práctica deportiva.
 

Beneficios del ejercicio físico respecto a la diabetes

. Puede ayudar a mejorar el control de la diabetes, ya que el ejercicio produce un descenso del nivel de glucosa en sangre debido al aumento de la utilización del músculo en movimiento.
. Si la práctica del ejercicio es regular, puede provocar una reducción de la dosis de insulina.
. Favorece la pérdida de peso.
. Reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares (mejora las cifras de lípidos, colesterol, tensión arterial, adiposidad…)
. Mejora la elasticidad muscular.
En definitiva, el ejercicio mejora el estado físico y  psíquico y la calidad de vida.
Se puede decir que el ejercicio será un acto agradable y una práctica segura para las personas con diabetes si se adoptan las medidas correspondientes.
 

Medidas para evitar hipoglucemias o hiperglucemias durante la práctica de la actividad física

. Es necesario verificar la glucemia antes de la práctica deportiva:
– Menor de 100 mg/dl: tomar un suplemento antes del ejercicio (fruta, bebida energética…)
– Entre 100 – 150 mg/dl: se puede realizar ejercicio sin riesgo.
– Superior a 250 mg/dl: posponer el ejercicio y valorar la acetona en orina. Si es negativa, se puede realizar ejercicio; si es positiva, se desaconseja el
ejercicio.
. Disminuir la dosis de insulina antes de la actividad, si hace falta.
. Evitaremos el ejercicio físico en el momento del pico máximo de la acción de la insulina.
. Controlar la glucemia durante y después del ejercicio.
. Si el ejercicio es prolongado (más de 30-45 minutos), tomar un suplemento de hidratos de carbono.
. Es esencial mantener una buena hidratación (beber agua).
. No administrar la insulina en el lugar del cuerpo que esté implicado en el ejercicio, ya que la absorción es más rápida.
A la hora de practicar ejercicio, se debe aumentar gradualmente tanto la intensidad como la duración del esfuerzo muscular.
Aumentar la ingesta calórica hasta 24 horas después del ejercicio en función de la intensidad y duración del mismo para evitar hipoglucemias con retardo producidas por el ejercicio.
 

El deporte es un gran aliado de la diabetes

Caminar o correr de forma suave, sin realizar cambios bruscos, es uno de los ejercicios más recomendados para diabéticos. Los deportes que utilizan preferentemente el metabolismo aeróbico, es decir, la resistencia, son los más adecuados. Es recomendable hacer de 30 a 60 minutos de deporte 3 o 4 veces por semana.
Por lo tanto, queda claro pues, que tomando medidas precisas y adecuadas, el deporte es un gran aliado de la diabetes. Actualmente hay deportistas de alta competición que son diabéticos, la única condición es que conozcan la enfermedad, el tipo de dieta y la dosis de insulina que deben tomar.
Como conclusión, cabe destacar que toda persona con diabetes de tipo I puede y debe realizar ejercicio físico, siempre y cuando no padezca otros trastornos que se lo impidan. O sea que la diabetes no sirve como excusa para no realizar actividad física.
 
Fuente: Demesla Sánchez, Máster en Nutrición y Salud (blog de ENE Nutrición)
En las salas de ictiva, tu gimnasio en casa encontrarás actividad física de todo tipo para realizar en casa, para todas las edades y condiciones físicas. 

Ictiva - Ahora clases en directo

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes