Como mantenerse activo en casa 

Parece que cuando estamos en casa es más difícil mantenerse activo. El espacio es reducido y creemos que tenemos menos opciones para movernos. Sin embargo, debemos saber que sí que es posible mantenerse activo en casa. A veces solo hay que tener un poco de imaginación para adaptar el espacio y el material del que disponemos a lo que queremos hacer. 

Por si os faltan ideas, a continuación os daremos una serie de consejos para mantenerse activo en casa.

Tips para estar activo en casa

Mantener un horario: a veces nuestro peor enemigo somos nosotros mismos, nos quejamos de la falta de tiempo cuando en realidad lo que nos falta es organización. Si establecemos un planning con lo que vamos a hacer cada hora aproximadamente, no hace falta llevarlo al minuto pero si tener una idea, nos será más fácil hacer todo lo que queremos hacer. Por ejemplo, si decidimos que cada tarde a las 19 h vamos hacer ejercicio, será más probable que nos pongamos a entrenar. 

Levantarse y caminar un poco cada hora: tanto si estamos en casa trabajando como si pasamos muchas horas en el sofá o haciendo otras tareas, es importante parar, y caminar un poco. Esto ayudará a estirar los músculos, a despejar la mente y coger fuerzas. 

Si salimos, podemos subir y bajar por las escaleras, aunque vivamos en el primer piso, cada escalón cuenta. Ir por las escaleras ayuda a activar la circulación de las piernas, también hace trabajar los glúteos. Si además subimos las bolsas de la compra haremos ejercicio de fuerza y todo. Si vivimos en una casa, podemos aprovechar las pausas que hacemos para subir y bajar las escaleras un par de veces. 

Es tan fácil como poner música y ¡bailar! elegid la canción que más os guste, que os anime a bailar y sacad el bailarín que lleváis dentro. Bailar es un excelente ejercicio de cardio, no lo parece, pero unos minutos bastan para activar el core. Animad al resto de la familia para que baile con vosotros, es la excusa perfecta para hacer una actividad todos juntos. Si queréis hacer algo más de deporte intenso, podéis hacer cualquiera de nuestras sesiones de entrenamiento al ritmo de la música, como por ejemplo las salas ictiva dance, steps, aerobic…

Cuando hagáis las tareas del hogar, aprovechad para hacer deporte. Hacer las tareas del hogar a veces es aburrido y pesado, no lo queremos hacer y lo vamos posponiendo. Sin embargo, son la ocasión perfecta para hacer ejercicio. Por ejemplo, mientras doblamos la ropa podemos hacer un par de sentadillas cada vez que acabamos de doblar una prenda. Cuando quitemos el polvo, subir y bajar del step. 

Ahora que ya sabemos que se pueden hacer muchas cosas para mantenerse activo en casa, veamos qué ejercicios también nos ayudan. Podemos elegir el nivel de intensidad con el que queremos entrenar. 

Ejercicios para mantenerse activo en casa

Empezamos haciendo burpees, son un ejercicio ideal para este tipo de situaciones porque con un solo ejercicio, hacemos entrenar todo el cuerpo. Para hacerlo tenemos que ponernos de pie, con la piernas un poco separadas. Bajamos el tronco hasta apoyar las manos al suelo, cogemos impulso con las piernas y las estiramos hacia atrás, para quedar completamente estirados, aprovechamos ese impulso para volver a poner las piernas en la posición inicial y subimos el tronco. Antes de volver a hacer otra repetición podemos hacer un salto para añadir intensidad al ejercicio. 

Flexiones supermán: este ejercicio también destaca porque implica varios músculos de todo el cuerpo, además es muy sencillo de hacer. Empezamos tumbados bocabajo, con las piernas y los pies estirados, los empeines deben mirar hacia abajo. Ahora, tenemos que levantar los brazos y las piernas lo máximo que podamos, de esta forma, solo la barriga tocará el suelo. Si podemos, tenemos que mantener las extremidades en el aire durante unos segundos. 

Fondos de tríceps: este es uno de los ejercicios preferidos para los que entrenan en el gimnasio, les alegrará saber que también se puede hacer en casa, solo necesitamos una silla. Nos sentamos dando la espalda a la silla, dejando un espacio entre la espalda y la silla, es decir, que no la podemos tocar, para poder hacer el movimiento correctamente. En esta posición, tenemos que apoyar las manos en la silla. Ahora nos levantamos, manteniendo los talones en el suelo y apoyando las manos. A continuación, bajamos el tronco flexionando las rodillas, haciendo una sentadilla, recordad que las manos no deben levantarse de la silla. Cuando las piernas estén en ángulo recto, nos volvemos a levantar y repetimos el movimiento

Flexiones con silla: este ejercicio es para trabajar la parte superior del cuerpo. En este caso, nos pondremos frente a la silla, apoyaremos las manos de forma firme, es importante que la silla esté en un lugar que no resbale para que no se mueva y nos caigamos mientras hacemos el ejercicio. Estiramos las piernas hacia atrás, a una distancia que nos permita estar cómodos y empezamos el movimiento, bajamos el tronco flexionando los brazos. Debemos bajar hasta estar a un palmo de distancia de la silla. Tened en cuenta que si bajáis mucho luego os costará mucho subir.  

Este era el último ejercicio de hoy, muy bien por el esfuerzo que habéis realizado. Sabemos que no siempre es fácil entrenar en casa y buscamos excusas para dejarlo, pero siempre hay formas de mantenerse activo en casa y cuidar la salud. Lo importante es moverse, ya sean 5 o 60 minutos, el cuerpo os lo agradecerá. Si queréis encontrar, más ejercicios para entrenar en casa, podéis entrar en nuestro gimnasio online o descargar la app de entrenamiento en casa. Tenemos más de 800 videosesiones y 21 disciplinas, seguro que encontráis inspiración para hacer deporte.

Inicia tu entrenamiento ahora

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes