No comentas estos errores al entrenar en casa

¿Nunca has practicado deporte en casa y quieres aprovechar para empezar ahora? Nos parece genial. El post de hoy lo dedicaremos a explicaros una serie de errores que suele cometer la gente al empezar y a enseñaros algunos ejercicios sencillos de hacer para que podáis empezar con la mejor rutina para estar en forma desde casa. 

Mucha gente cree que hacer deporte en casa es muy sencillo porque solo se debe empezar a hacer ejercicio y ya está. En parte es así, pero hay que seguir una serie de pautas igualmente para no lesionarse y sacar el máximo provecho. 

Empecemos viendo algunos de los típicos errores de entrenar en casa:

Querer hacer muchos ejercicios y no descansar: Uno de los principales errores que comete la gente, sobretodo cuando empieza a entrenar, es hacer muchos ejercicios seguidos o hacer sesiones de entrenamiento muy largas. Todo lo que no hayamos entrenado durante meses o incluso años, no lo podemos recuperar en dos semanas, físicamente es imposible. Lo ideal es empezar a hacer pocas sesiones de entrenamiento y cortas. Por ejemplo una rutina de 4 ejercicios de un total de 30 minutos, dos veces por semana. De esta forma, le damos al cuerpo el tiempo necesario para acostumbrarse a nuestro nuevo modo de vida. 

De la misma manera, entrenar cada día no sirve para nada, al menos al principio, solo se consigue sobreentrenar los músculos, que se cansen y que no rindan igual en cada entrenamiento. Es importante tener en cuenta que los músculos necesitan un día o dos para recuperarse, así que si hacemos ejercicios de piernas el lunes, hasta el miércoles no deberíamos volver a ejercitarlas. 

Intentar seguir un ritmo que no se adapta al tuyo. Estos días es muy común ver en las redes sociales los entrenamientos que hacen otras personas, a mucha intensidad. Puede que estemos preparados para hacer el mismo entrenamiento, pero puede que no. No pasa nada si no podemos, es más, lo que deberíamos hacer siempre es ajustarlo a nuestro estado físico y a nuestras necesidades. No todo el mundo necesita hacer los mismos ejercicios ni con la misma intensidad. Por lo que no os sintáis mal si no podéis seguir el ritmo de los otros, cada persona es diferente. Adaptad también la disciplina o tipo de ejercicios, si no necesitáis hacer ejercicios de fuerza, no los hagáis, o si no necesitáis hacer cardio, no lo hagáis. 

Querer comprar material para entrenar: lo que hacen muchos, antes de empezara entrenar, es  buscar material para comprar para poder entrenar. Esto es un error, en ictiva ya os hemos enseñado en varios artículos que podéis entrenar en casa con o sin material, sustituyendo las máquinas por otras alternativas que tenéis por casa o haciendo ejercicios parecidos para conseguir los mismos resultados. Gracias a esto, es dinero que os ahorráis, también acumuláis menos objetos que ocupan espacio. Nosotros aconsejamos empezar sin material, o con el material básico que no ocupa espacio y si con el tiempo veis que necesitáis material, lo compráis. 

No todo se reduce al cardio: el cardio es necesario para mejorar la salud cardiovascular, pero no es la única disciplina que se debe practicar. Hay ejercicios que aportan una serie de beneficios que el cardio no puede aportar, por esta razón, es importante combinar varias disciplinas y tipos de ejercicios para conseguir mejores resultados. No olvidéis los ejercicios de fuerza, de elasticidad, relajación, resistencia. Empezad poco a poco con un par de disciplinas y a medida que mejoréis vuestra condición física, podéis añadir nuevas. 

Ahora que ya sabemos cuáles son los errores que no debemos cometer al entrenar en casa, veamos qué ejercicios podemos hacer.

Ejercicios para poder entrenar desde casa:

Todo depende del estado físico que tengáis, de lo que queráis conseguir y de si tenéis conocimiento previo en el deporte, o no. Los ejercicios que os vamos a proponer a continuación se dirigen a aquellos que tienen un nivel intermedio. 

Flexiones con piernas al aire: Para hacer este ejercicio os debéis tumbar delante del sofá, con los pies apoyados a este último. De tal forma en que quedéis en posición de flexión, con las manos apoyadas al suelo, pero con los pies encima del sofá. Ahora tenéis que hacer una flexión, sin mover los pies del sofá y sin flexionar las rodillas. 

Plancha con movimiento: Ahora nos pondremos en posición de plancha, es decir, tumbados bocabajo apoyando los antebrazos y los dedos de los pies. Tenemos que desplazarnos hacia la derecha, para ello, primero moveremos la pierna y el brazo derechos y después el lado izquierdo del cuerpo. Después volveremos hacia la izquierda. 

Elevación posterior de mancuernas: este ejercicio lo podéis hacer con una mancuerna o con una botella de agua. Aseguraos que sois capaces de pasarla por encima de la cabeza, no debe pesar mucho. Empezamos de pie, con las piernas ligeramente separadas, cogemos la mancuerna con ambas manos y levantando los brazos para poner la mancuerna detrás de la cabeza, los antebrazos quedarán a la altura de las orejas. Ahora tenemos que levantar suavemente la mancuerna hasta tener los brazos estirados por completo, si no los podemos estirar del todo, no pasa nada. Es importante controlar el movimiento para no golpearnos la cabeza. 

Hasta aquí los ejercicios que os proponemos hoy, para encontrar más ejercicios de este estilo, no dudéis en entrar en nuestro gimnasio online o en descargar la app de entrenamiento en casa de ictiva.

Inicia tu entrenamiento ahora

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes