Señales del déficit de proteínas

En ictiva siempre decimos que es muy importante seguir una dieta sana y variada, para poder proporcionar al cuerpo los nutrientes y componentes que necesita para funcionar correctamente. Aparte de ayudarnos a estar sanos por dentro, también nos ayuda a alcanzar nuestros objetivos deportivos y a recuperarnos más rápido tras el esfuerzo que hacemos cuando entrenamos.

Sin embargo, la mayoría de la gente no come sano. Quizá por el ritmo de vida estresante, no les gusta cocinar o no saben qué alimentos les conviene.

Comer mal un día o dos no pasa nada, pero cuando se vuelve un hábito, nuestro cuerpo empieza a sufrir las consecuencias y nos lo hace saber. 

Aunque no lo parezca, nos manda señales para que remediemos la situación. Por ejemplo, nos da señales cuando tenemos déficit de proteínas. Para que todo el mundo sepa de qué señales se tratan y qué se debe hacer en caso de no ingerir suficientes proteínas, hemos preparado este artículo dónde damos los mejores consejos.

Es importante prestar atención y comprobar que la dieta que seguimos es la adecuada para nuestro caso y para que no tengamos déficit de proteínas.

Síntomas del déficit de proteínas:

Pérdida de la masa muscular: las proteínas son el elemento que hace que nuestros músculos crezcan, son como su alimento. Por lo tanto, cuando llevamos un plan nutricional pobre en proteínas, una de las primeras señales de que nos faltan es la reducción de nuestros músculos. Además de verlo a simple vista, lo notaremos cuando hagamos ejercicios, los movimientos que antes hacíamos sin problema, ahora nos serán más difíciles de realizar. También puede acabar provocando una lesión.

Sensación de cansancio permanente: otra de las funciones de las proteínas es la de proporcionar la energía necesaria para hacer los movimientos y ejercicios que hacemos en nuestra vida diaria. Si notamos que últimamente estamos cansados todo el rato o que no teneos suficiente energía, puede ser una señal de que nos faltan proteínas.

Malestar en el intestino: El intestino las necesita para realizar algunas funciones, cuando el cuerpo no tiene reservas, tiene problemas para llevarlas a cabo. Algunos de los síntomas que podemos sentir son estreñimiento, gases, dolor de estómago…

Dificultades para dormir: las proteínas ayudan a regular nuestros ciclos del sueño. Cuando no comemos suficientes alimentos que nos aportan las cantidades diarias necesarias, uno de los primeros signos de déficit de proteínas es la dificultad para conciliar el sueño. Además, al despertarnos notaremos que no habremos descansado correctamente. Es importante dormir bien para recargar las pilas para poder afrontar un nuevo día.

El pelo y la piel se debilitan: este componente también es el encargado de dar fuerza y que se sujeten correctamente a través del folículo. Si no tenemos suficiente, el pelo no se sujetará con fuerza, se debilitará y empezará a caer y crecerá más lentamente. Por otra parte, la piel y las uñas también empeoran su aspecto.

Si notáis alguna de esta señales es que os falta proteína. Lo mejor es que segáis una dieta proteica. Hay una gran variedad que nos la aportan. Siempre solemos pensar primero en la carne como el alimento más rico en proteína, pero hay otros que aportan más cantidad. Lo ideal es buscar diferentes fuentes para asegurarnos de que seguimos una dieta variada y equilibrada. Eso sí, hay que confiar en un experto para que se asegure de que es una dieta adecuada para nosotros.

En ictiva, para facilitar el proceso hemos preparado una serie de dietas y planes nutricionales para nuestros usuarios. Los encontraréis en un apartado especialmente dedicado a las dietas. Cada dieta consta de 5 platos diarios, para que comáis varias veces al día y mantengáis el estomago saciado, así evitaréis las comidas a deshora. Ya que son las que nos hacen volver a coger peso y no progresar como deberíamos.

En cada receta encontraréis el valor nutricional del plato, para que sepáis que estáis comiendo en todo momento. Así tomáis conciencia de los platos que coméis y los componentes que ingerís.

Para que os volváis a sentir bien y con fuerzas, también os recomendamos que hagáis nuestros ejercicios en casa. Es mejor que empecéis por los ejercicios para principiantes y cuando recuperéis la forma, paséis a los de nivel superior. Es importante que lo hagáis de forma progresiva aunque antes entrenarais a alta intensidad. El cuerpo ha sufrido una lesión y necesita volver a la normalidad poco a poco.

Tenemos más de 800 videosesiones diferentes de 21 disciplinas. Para que podáis variar vuestra rutina de entrenamiento y consigáis mejores resultados . Recordad que hay que entrenar todo el cuerpo, no solo algunas partes. Así tendréis un cuerpo más saludable y con la energía y la fuerza que necesitáis para aguantar todo el día.

Ictiva - Ahora clases en directo

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes