Estiramientos para todo el cuerpo para relajarse en casa

Siempre decimos que es muy importante estirar después de hacer una rutina de ejercicios. Además de reducir las posibilidades de tener agujetas los siguientes días de haber entrenado, también ayudan a relajar los músculos y la mente y a recuperar el aliento.

Mucha gente lo vida esta parte del entrenamiento o piensa que no es importante, pero tiene muchos beneficios y por eso hay que dedicarle unos minutos. Sabemos que al acabar de hacer deporte uno está cansado, pero esto es una parte más que te ayudará a y que solo te llevará unos minutos.

Hoy hemos preparado una rutina para que puedas estirar después de entrenar y relajarte. Veamos cuáles son los estiramientos:

Empezamos haciendo un estiramiento para la parte posterior del cuello y la parte alta de la espalda. Para hacerlo, ponte de pie, separa las piernas el ancho de las caderas y coloca las manos con los dedos cruzados en la nuca. Inclina la cabeza hacia adelante, pero los hombros no. Presiona un poco con las manos, para bajar un poco más, pero no presiones bruscamente. Aguanta la posición 15-20 segundos.

Ahora haremos un estiramiento para los hombros, sigue de pie, con las piernas ligeramente separadas. Estira los brazos hacia el techo y junta las manos. Intenta estirar todo el cuerpo hacia el techo, debes notar como se estira el tronco, los hombros y los brazos. Después de 20 segundos puedes relajarte.

Seguimos haciendo inclinaciones laterales, tienes que seguir de pie, pero con las piernas separadas un poco más del ancho de las caderas. Coloca la mano izquierda encima del muslo izquierdo y levanta el brazo derecho, hacia el techo. Ahora debes inclinar el tronco hacia el lado izquierdo, inclínate lo máximo que puedas y aguanta allí 15 segundos. Después haz lo mismo hacia el lado derecho.

Ahora haremos un estiramiento perfecto para la espalda, para hacerlo, siéntate arrodillado, apoyando los glúteos en los gemelos. Estira las manos y apoyalas en el suelo, lleva el tronco hacia adelante hasta que apoyes la frente en el suelo. Mientras mantienes esta posición, estira los glúteos hacia atrás para que notes como estira la espalda.

Continuamos con un estiramiento para las piernas. Da un paso adelante con la pierna derecha, dobla las rodillas y baja el tronco hasta apoyar la rodilla izquierda en el suelo. La rodilla derecha tiene que estar en ángulo recto. Inclina el tronco ligeramente hacia adelante. Puedes apoyar las manos en la rodilla derecha para que te ayuden a mantener el equilibrio. Vuelve a la posición inicial y cambia la posición de las piernas.

El siguiente lo puedes hacer sentado en el suelo semi-sentado sobre tus tobillos. Si quieres hacerlo sentado, estira una pierna hacia adelante y la otra doblada hacia atrás, con el pie lo más cerca del glúteo que puedas. Inclínate hacia adelante y coge los dedos del pie. Si no llegas a cogerlos no pasa nada, apoya la mano donde llegues y aguanta ahí 30 segundos. Si quieres hacer semisentado, deberás hacer lo siguiente: flexiona una rodilla y apoyala en el suelo, estira la otra pierna y coge el pie con la mano de ese mismo lado del cuerpo. Apoya la otra mano en el suelo para que te ayude a mantener el equilibrio.

Los gemelos son una parte del cuerpo que tiene tendencia a cargarse mucho, tienen un papel fundamental en las rutinas de ejercicios y también en nuestra vida diaria, así que solemos tener bastante tensión en esta zona. Ahora te enseñaremos un ejercicio perfecto para ellos, túmbate bocabajo, con las piernas estiradas, levanta un pie y llévalo al glúteo, ayúdate de las manos para bajar un poco el pie hacia el glúteo. Vuelve a la posición inicial y haz lo mismo con la otra pierna.

El siguiente estiramiento que harás es el de la mariposa, siéntate con las piernas flexionadas, haciendo que las plantas de los pies se toquen la una con la otra. Con la ayuda de las manos, acerca los pies a las caderas y baja las rodillas hacia el suelo. Puedes ayudarte con los codos para que bajen un poco más, pero recuerda que no te debe doler.

Acaba la sesión con un ejercicio muy relajante, túmbate bocarriba, levanta las rodillas y llévalas al pecho, rodea las piernas con los brazos y acerca las piernas un poco más al pecho. Mantén la posición durante 30 segundos. Al acabar, te sentirás mucho más tranquilo y sin tensión.

Encuentra más estiramientos para todo el cuerpo en nuestro gimnasio en casa. Nosotros te recomendamos que hagas una sesión o dos a la semana de estiramientos, esto ayudará a ganar flexibilidad. También te ayudará a estar más relajado y a eliminar el estrés. Además, en tu día a día, notarás tus músculos menos agarrotados, con mayor rango de movimiento y con más energía para hacer todas las actividades que haces.

Ictiva - Ahora clases en directo

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes