Ejercicios en casa para la parte interna del muslo

En ictiva siempre decimos que hay que entrenar todas las partes del cuerpo para conseguir mejores resultados y para que todo el cuerpo esté en forma. Algunos músculos o zonas, necesitan que hagamos ejercicios específicos para que puedan ganar fuerza, como por ejemplo, la parte interna del muslo, por esta razón, hemos preparado una sesión de ejercicios para la parte interna del muslo con la que podrás tonificar esta parte del cuerpo.

Esta parte, puede ser complicada de trabajar o simplemente no se hacen específicos, pero es igual de importante que las demás. Muchas mujeres, buscan ejercicios para la parte interna del muslo ya que es una zona donde se suele acumular grasa.

Ya sea porque no sueles hacer ejercicios de esta zona o porque los estabas buscando, te recomendamos que sigas leyendo, te gustarán los ejercicios que hemos preparado.

Ejercicios para la parte interna del muslo

Sentadillas sumo: empieza separando bastante las piernas, más del ancho de las caderas y coloca las manos delante de las caderas, para que cuando hagas el movimiento, queden en medio de las piernas. Ahora baja el tronco, con la espalda recta, flexionando las rodillas hasta formar un ángulo recto con las piernas. Si quieres que los músculos trabajen más duro, coge una pesa o una botella de agua y sujétala con las dos manos, por delante del abdomen, y baja hasta que casi toque el suelo. Tienes que hacer 3 series de 12 repeticiones.

Sentadillas sumo en isometría: ahora tienes que ponerte en la posición inicial del otro ejercicio, cuando estés bajando para hacer la sentadilla, para la mitad del recorrido y aguanta la posición durante 30 segundos. Los ejercicios isométricos son perfectos para hacer trabajar intensamente los músculos. Si ves que no aguantas los 30 segundos, prueba a aguantar 15. Repite el ejercicio 2 veces.

Sentadilla con elevación de talones: seguiremos en la misma posición que el ejercicio anterior, esta vez, cuando bajes y te quedes a mitad del recorrido, tienes que levantar los talones del suelo. Empieza levantando el talón derecho, aguanta un par de segundos, bájalo y repite el mismo movimiento con el talón izquierdo. Haz 2 series de 30 segundos. Si te sientes cómodo y con capacidad de aguantar el equilibrio, levanta los dos talones a la vez, mueve los brazos hacia delante y hacia atrás para que te ayuden a mantener el equilibrio.

Patadas en diagonal: ahora tienes que ponerte de pie, coloca las manos en las caderas y flexiona ligeramente las rodillas. Levanta la pierna derecha, manteniendo la rodilla flexionada, y lleva el talón hacia el lado izquierdo, es decir, en diagonal hacia arriba. Intenta levantar el talón por encima de la rodilla de la pierna izquierda. Tienes que hacer 3 series de 10 repeticiones por pierna.

Desplazamiento lateral: empieza como en el ejercicio anterior, de pie con las rodillas semi-flexionadas. Da un paso lateral, con la pierna derecha y cuando apoyes el pie derecho en el suelo flexiona la rodilla, la pierna izquierda debe permanecer estirada, recta. Baja el tronco, como si hicieras una sentadilla, levántate, vuelve a poner el pie en el centro y haz lo mismo hacia el lado izquierdo. Haz 3 series de 12 repeticiones.

Aperturas de piernas: con este ejercicio tienes que tumbarte en el suelo con las manos estiradas, pegadas al cuerpo. Levanta las piernas hasta formar una L con el cuerpo, hacia el techo, puedes flexionar un poco las rodillas para que te sea más fácil hacer el movimiento. Ahora, separa y junta las piernas. Sepáralas lo máximo que puedas, eso sí, no hagas movimientos bruscos, hazlo lentamente y de forma controlada. Haz 3 series de 15 repeticiones.

Aperturas con rebotes: este ejercicio es una variación del ejercicio anterior, tienes que hacer lo mismo, pero cuando separes las piernas, mantenlas abiertas y haz rebotes, es decir abrir y cerrar las piernas un poco y rápidamente durante 30 segundos.

Elevación de pierna: para hacer este ejercicio debes tumbarte de lado, por ejemplo el derecho. Flexiona el codo derecho y apoya la cabeza en la mano derecha. Pasa la pierna izquierda por delante de la pierna derecha y sujétala con la mano izquierda. Ahora, levanta la pierna derecha y una vez arriba, haz varios rebotes. Tienes que hacer rebotes durante 30 segundos. Haz 3 series con cada pierna.

Como puedes ver, es una rutina de ejercicios para la parte interna del muslo sencilla, pero que hace trabajar los músculos intensamente. Puedes hacer esta rutina 2 o 3 veces por semana, dejando cómo mínimo un día de descanso entre cada sesión de entrenamiento, para que los músculos puedan descansar y recuperarse. Encontrarás más ejercicios para la parte interna del muslo en nuestro gimnasio online. Entra ahora o descarga la APP para empezar hoy mismo a hacer los ejercicios que te ayudarán a estar sano.

Inicia tu entrenamiento ahora

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes