Sí al ejercicio físico durante el embarazo: ¿conoces los beneficios?

Descubre los beneficios de hacer deporte mientras estás embarazada

El entrenamiento físico durante el embarazo incluye la práctica de ejercicios corporales y el entrenamiento en distintas técnicas de relajación y respiración que ayudan a mejorar el estado físico y emocional de la mujer, además de ser una forma agradable de prepararse para los meses de cambios que te esperan.
El ejercicio físico te ayudará a afrontar el esfuerzo extra que se pide a tu cuerpo a medida que éste se adapta para afrontar las exigencias del embarazo y del parto. También te ayuda a confiar en tu cuerpo durante el trabajo de parto y a recuperar más rápidamente la figura posteriormente.
El feto también se beneficia de la práctica del ejercicio físico, puesto que durante ésta recibe un aporte extra de oxígeno que reaviva su metabolismo, haciendo que todos sus tejidos funcionen en plena forma, sobretodo su cerebro.
Beneficios maternos:
1. Durante el ejercicio se liberan endorfinas que estimulan todos los órganos, produciendo una sensación de bienestar y relax posterior a éste, que ayuda a la relajación.
2. El ejercicio mejora la consciencia de ti misma al aprender a utilizar el cuerpo de manera distinta, consiguiendo, con la realización lenta del ejercicio, mayor consciencia corporal.
3. El ejercicio regular permite aliviar molestias de espalda, calambres en las piernas, el estreñimiento y la falta de aliento.
4. La propia actividad aumenta el nivel de energía.
5. Compartir una rutina de ejercicios con la pareja, hijos, etc. favorece la participación los allegados en esta vivencia tan especial.
Actividades recomendadas
En el primer trimestre, puedes mantener la práctica de un deporte que ya practicabas previamente, siempre que no pierdas el aliento y no se te haya contraindicado.
Lo ideal es hacer ejercicios específicos para mejorar la resistencia y la flexibilidad.
En el segundo y tercer trimestre, debido al aumento de volumen, evita practicar esquí, equitación o saltar y evita totalmente correr y todo tipo de ejercicio que requiera esfuerzos de espalda y/o abdomen porque ponen tu cuerpo bajo una tensión innecesaria que podría ser perjudicial tanto para ti como para el feto.
A partir de las 16 semanas NO debes realizar ejercicios totalmente estirada.
Fuente: Silvia Corchs, matrona de www.mamacasa.es
En las salas de ictiva, tu gimnasio en casa encontrarás actividades físicas para embarazadas para realizar en casa.

Ictiva - Ahora clases en directo

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes