Alimentos energéticos, ¿cuáles debemos comer en épocas de fatiga?

Alimentos energéticos, ¿cuáles debemos comer en épocas de fatiga?
05 Feb 2019

Si últimamente te sientes más cansado y sin energía, te cuesta levantarte de la cama e ir al trabajo y cuando llegas a casa estás exhausto, puede ser que te falten nutrientes, porque tu dieta no sea la adecuada. Lo que necesitas en estos casos es comer alimentos energéticos que te aporten mucha vitalidad para recargar las pilas. Pero ¿cuáles son los alimentos que nos aportan la energía que necesitamos?

A continuación, te vamos a dar una lista de algunos de los alimentos que nos aportan esta vitalidad, pero antes os vamos a explicar por qué necesitamos los alimentos energéticos.

Inicia tu entrenamiento ahora

El cuerpo funciona como una máquina, para que esta máquina funcione necesita un combustible. Este combustible se obtiene mediante el metabolismo de los alimentos.

Los alimentos energéticos aportan una dosis de vitalidad u otra en función de los nutrientes que tengan. El cuerpo necesita estos nutrientes esenciales para hacer las funciones básicas, para realizar las actividades diarias, y para hacer deporte, si es que hacemos.

Hay dos fuentes de energía principales, los carbohidratos y las grasas. En nuestro día a día usamos las dos, en función de las actividades que hagamos.

alimentos-energéticos

Los hidratos de carbono los almacenaremos a través del glucógeno, los depositaremos en los músculos y el hígado. Usaremos esa fuente cuando hagamos actividades de alta intensidad o ejercicio anaeróbico, como por ejemplo la fuerza o la musculación.

La grasa la almacenaremos en nuestro cuerpo, en forma de tejido adiposo. Es la fuente que usaremos cuando hagamos actividades de baja intensidad, ejercicio aeróbico, como por ejemplo caminar, el cardio, steps, etc.

Además, estas grasas buenas sirven para sintetizar nutrientes esenciales que necesita nuestro cuerpo para hacer las funciones básicas de los organismos y que no podemos sintetizar por nosotros mismos. Lo que quiere decir que si no ingerimos suficientes, no podremos realizar dichas funciones básicas y tendremos desequilibrios. Estaremos cansados, nos sentiremos mal o incluso podremos tener problemas de salud.

Hay que tener en cuenta que el consumo excesivo de ciertos alimentos, como el azúcar o la harina refinada también facilita la aparición de la sensación de fatiga.

Entonces, debemos identificar aquellos alimentos que nos den energía y aquellos que nos la quitan, para incluir unos y eliminar otros de nuestra dieta y tener siempre mucha energía.

Esto también nos ayudará con nuestra salud, ya que el exceso de estos alimentos, como hemos dicho antes, puede acarrear problema de salud como diabetes, hipertensión, dolor de cabeza o dolor de espalda. Y también a nivel emocional o funcional, causando falta de apetito, falta de motivación, etc.

Los alimentos energéticos que debemos incluir a nuestra dieta:

Los frutos secos son los alimentos energéticos por excelencia: nos aportan una gran cantidad de ácidos grasos esenciales, proteínas para tener fuerza, son antioxidantes y también reducen la sensación de ansiedad, contribuyen en nuestro bienestar físico y mental y mejoran el metabolismo.

El chocolate puro: cuánto más puro sea, mejor. Nos aporta mucha energía, mejora nuestro estado de ánimo, nos ayuda a concentrarnos, también tiene efectos antioxidantes y es rico en hierro, potasio magnesio y vitaminas.

Los huevos: son una de las mayores fuentes de proteínas que tenemos, también tienen muchos carbohidratos y grasas esenciales, por lo tanto, son uno de los mejores alimentos energéticos que podemos recomendar.

El plátano: es el rey del potasio, nos ayuda a realizar las funciones vitales del cuerpo pero también es una gran fuente de energía, por lo que reduce la fatiga.

Las semillas y las pipas: fuente de ácidos grasos y vitaminas que se convierten en energía rápidamente. Se recomida su consumo antes de hacer deporte o si nos sentimos cansados, si comemos un puñado, en unos minutos nos sentiremos mejor y con más energía.

Miel de abeja: además de tener usos médicos y cosméticos, la miel de abeja tiene un alto valor energético, optimiza el gasto energético y facilita la actividad metabólica, mejora el bienestar general y tiene propiedades digestivas y antioxidantes. Por algo se le llama el oro líquido, sus propiedades son increíbles.

El aguacate: tiene un alto contenido en nutrientes esenciales, aporta mucha energía, grasas vegetales y vitaminas. Además, también actúa como saciante.

El ajo tiene una fibra llamada inulina que ayuda a absorber el hierro, esto reduce la sensación de fatiga. Eso sí, es mejor comerlo crudo porque al cocinarlo pierde casi todas sus propiedades.

La avena es un alimento energético ideal porque nos aporta hierro, calcio, fósforo y más vitaminas y nutrientes esenciales. Pero también es un hidrato de carbono complejo, lo que quiere decir que se dirigiere de forma lenta pero que aporta energía durante más tiempo. Si la comemos en el desayuno, ¡tendremos vitalidad para todo el día!

Las espinacas son ricas en hierro, potasio y magnesio, aportan mucha energía, favorecen la digestión y el funcionamiento muscular, lo mejor es que no tienen muchas calorías.

 

Como has visto, en épocas de fatiga que nos sintamos con menos fuerzas y sin ganas de afrontar la jornada, lo mejor es potenciar el consumo de los alimentos energéticos que te hemos mencionado en este post y enseguida notarás que te aportan el chute de energía necesario para aguantar el ritmo de la jornada. No olvides eliminar los azúcares y harinas refinadas de tu dieta, porque te quitan vitalidad.

Entrena Ahora con ictiva
Share

Sergio Recio