La nutrición personalizada será la alimentación del futuro

La nutrición personalizada será la alimentación del futuro
31 Ene 2019

 

La nutrición no solo debe adaptarse a nuestro objetivo deportivo (perder peso, ganar músculo, quemar calorías, etc.) sino que debe adaptarse a nuestras necesidades fisiológicas y a nuestra genética, para ello, debemos ser conscientes del valor nutricional de cada receta y de cómo actúan los alimentos en nuestro cuerpo en función de cómo hayamos cocinado los ingredientes.

Inicia tu entrenamiento ahora

Como somos lo que comemos, es importante dar al cuerpo los nutrientes esenciales que nos ayudarán a estar más sanos, a protegernos ante enfermedades y prevenirlas. Los expertos en nutrición prevén que en el futuro deberemos conocer nuestra secuencia de ADN para saber cómo las mutaciones genéticas nos predisponen o nos protegen del desarrollo de enfermedades.

Es decir, viendo nuestro genoma sabrán si tenemos más o menos riesgo de sufrir enfermedades como: diabetes, obesidad, colesterol alto, cáncer… Con una nutrición adaptada a nuestros genes, ayudaremos a prevenirlas, minimizarlas o evitarlas.

Estas nuevas dietas también deben tener en cuenta el estilo de vida que tenemos y el deporte que hacemos, para que no nos falte ningún nutriente esencial y nos den la energía necesaria para aguantar el día.

Esto ocurre porque la gran parte de las dolencias que tenemos no dependen solo de la genética, sino que también influyen nuestro modo de vida y lo que comemos. No podemos cambiar nuestros genes, pero sí que podemos influir en cierta medida en cómo se expresan a través de una buena alimentación y de un buen estilo de vida.

 

nutrición-personalizada

 

Como ya sabéis, si comemos más calorías de las que quemamos, engordaremos. Y si comemos menos de las que nos hacen falta, tendremos un déficit, serán insuficientes para nuestros músculos.

Comer en función de lo que necesita nuestra genética y de nuestro estilo de vida, ayudará a vivir más años y tener mejor calidad de vida.

En los últimos años nos hemos dado cuenta del mal uso de los aditivos y complementos alimenticios. Se ha abusado de ellos en el sentido que buscan mejorar el aspecto, sabor, color, forma y duración de los alimentos en lugar de buscar que sean más sanos para nuestro organismo.

Se ha demostrado que no son nada buenos para la salud. En consecuencia, la gente ha tomado consciencia y busca productos orgánicos o lo más “naturales” posibles. La alimentación del futuro también nos ayudará en este sentido, facilitando el uso de aditivos naturales, por lo tanto, más sanos.

En consecuencia, ayudaremos al medio ambiente y el hambre en el mundo. Porque estamos viendo que el plástico, por ejemplo, además de alterar el sabor de los alimentos, de ser perjudicial para la salud, está contaminando océanos y bosques. Por esto la gente intenta evitar su uso y reciclar lo máximo posible.

También se reducirá la cantidad de CO2 emitida, se reducirá la sobreexplotación, dando paso a una producción responsable que permita respetar los ecosistemas naturales y deje descansar la tierra, sin agotar recursos naturales.

Además, permitirá reducir el hambre porque al favorecer el consumo y la producción responsable, estamos ayudando a los países del tercer mundo a tener mayor acceso a alimentos y que sean de mayor calidad.

Usaremos máquinas de imprimir alimentos para prepararlos, lo que también favorecerá a ayudar a aquellos países que se ven más afectados por el hambre. Porque son muy fáciles de usar y solo necesitan alimentos en polvo que se calientan justo antes de imprimirlos.

Como veis la nutrición personalizada es un bien común, no solo para que estemos mejor de salud, sino para reducir la pobreza en el mundo, reducir la escasez de alimentos y la explotación masificada de ciertas materias primas y para reducir la contaminación. Nuestro cuerpo y el planeta, nos lo agradecerán.

Entrena Ahora con ictiva
Share

Sergio Recio