Es posible adelgazar mientras dormimos, aprende cómo con este artículo

Toma nota de las claves que te ayudarán a perder peso mientras duermes

Numerosos estudios de prestigiosas universidades están demostrando que existe una relación directa entre la calidad del descanso nocturno y la pérdida de peso. En las pruebas realizadas se pudo comprobar que las personas que no duermen el tiempo suficiente o su calidad de descanso no es buena tienen más cantidad de grasa corporal.
Cuando las horas de sueño son insuficientes el organismo segrega más cantidad de ghrelina, hormona responsable de aumentar el apetito especialmente por alimentos ricos en grasas y carbohidratos. Al mismo tiempo disminuye los niveles de otra hormona, la leptina, la cual produce sensación de saciedad y nos indica que debemos parar de comer.
Por el contrario, cuando tenemos una buena calidad de descanso contribuímos al equilibrio hormonal del organismo y a mejorar sus procesos metabólicos logrando que queme más calorías durante el sueño y aumentando su capacidad de eliminar grasas.
Para mejorar el funcionamiento del metabolismo los expertos recomiendan dormir entre 7 y 9 horas ininterrumpidas, acostarse temprano y mantener todos los días los mismos horarios de sueño y vigilia.

¿Cómo podemos ayudar al organismo a tener una mejor calidad de descanso y a adelgazar mientras dormimos?

Hacer gimnasia


El entrenamiento provoca un aumento en la masa muscular elevando el ritmo metabólico en reposo, esto quiere decir que el cuerpo es capaz de quemar grasas con mayor eficiencia aún mientras descansa. Además hacer gimnasia a diario ayuda a liberar tensiones y estrés preparando el cuerpo para tener un sueño reparador.

No es necesario realizar sesiones maratónicas en un gimnasio, basta con dedicar un rato cada día a entrenar en casa para tener músculos más fuertes, quemar calorías con mayor rapidez y dormir mejor.

Tener una cena liviana

Durante el sueño el organismo realiza una serie de funciones de reparación por eso es importante no ocuparlo con un largo y tedioso proceso de digestión que altere el descanso.
Después de cenar se recomienda esperar de 1 a 2 horas para ir a la cama y evitar el consumo de alimentos ricos en grasas y azúcares. También es conveniente no consumir bebidas alcohólicas porque pueden alterar el sueño.

Desconectarse y preparar el ambiente

Está comprobado que la luz afecta el biorritmo humano incitando al organismo a mantenerse despierto por eso es mejor dormir en un ambiente con total oscuridad. Para contribuir a una relajación profunda conviene apagar la TV y el ordenador un rato antes de dormir.

Si quieres disfrutar de más consejos como estos, contacta con ictiva.com y sus expertos nutricionistas y mira nuestras dietas.

Fuente: ictiva

¡Gana premios poniéndote en forma! Realiza vídeos, comparte en las redes sociales, gana puntos y consigue hasta un viaje!

Ictiva - Promoción ICTIVA20 - 20% de descuento

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes