Errores a evitar después de entrenar

Mucho se habla de los errores que se deben evitar mientras entrenamos, pero también hay una serie de errores después de entrenar que no debemos cometer para poder tener buenos resultados. Por esta razón hoy hemos deicidio preparar este artículo para explicaros cuáles son.

El entrenamiento no solo es hacer ejercicio (ya sea en casa, en el gimnasio o al aire libre) sino que se podría considerar un estilo de vida porque todo lo que hacemos (y dejamos de hacer) afectan a tener mejor o peores resultados.

Por ejemplo, dormir correctamente, seguir una dieta adaptada a nuestro objetivo y a nuestro estado de salud son elementos fundamentales para mejorar el rendimiento deportivo. Por esta razón, debemos evitar cometer los errores que os explicamos a continuación, para que no afecten negativamente al rendimiento.

7 Errores después de entrenar que tenemos que evitar

Seguramente que si estáis cometiendo alguno de estos errores es porque no sabíais que era contraproducente, a partir de ahora lo podréis corregir y mejorar vuestros hábitos al acabar de entrenar.

Acabar la sesión de entrenamiento de forma brusca

Un error muy común es acabar los ejercicios e ir directamente a la ducha. El entrenamiento siempre debe acabar de forma suave. Una buena forma de hacerlo es bajar progresivamente la interinidad con la que estamos entrenando. Caminar un poco antes de hacer los estiramientos o hacer un ejercicio de baja intensidad. El cuerpo antes de hacer deporte tiene unos niveles, cuando hace el ejercicio estos niveles cambian (se acelera el ritmo cardíaco, la respiración, etc.) tenemos que ayudarle a volver a los niveles normales, para ello, debemos reducir la actividad deportiva progresivamente. Así el cuerpo podrá recuperarse mejor.

No hacer estiramientos

Ya hemos dicho muchas veces que los estiramientos son una parte fundamental del entrenamiento. También lo son los que se hacen al final de este, sin embargo, siguen siendo una parte que muchos se saltan. Lo que conseguimos al estirar es que el cuerpo vuelva a su estado normal, como en el punto anterior, y que los músculos se relajen después del esfuerzo que acaban de realizar y que puedan recuperarse antes. También previenen los calambres y

No comer nada

Después de entrenar debemos comer y beber, lo ideal es hacerlo unos 20 o 30 minutos después. De esta forma, repondremos todos los nutrientes, glúcidos, hidratos de carbono… Que hemos perdido durante el ejercicio y que nuestro cuerpo necesita para poder seguir funcionando correctamente. Eso sí, debemos procurar que los alimentos contengan una cantidad adecuada de hidratos de carbono, glúcidos y proteínas.

No dormir bien o lo suficiente

Siempre decimos que el descanso es fundamental para conseguir buenos resultados. Por una parte, durante el descanso es cuando los músculos crecen y el cuerpo mejora en general. Por otra parte, mientras dormimos recuperamos la energía gastada y también descansamos a nivel mental. Si no conseguimos tener un sueño reparador, no podremos conseguir nada de esto, nuestros entrenamientos saldrán mal, no rendiremos tanto como deberíamos e incluso hay riesgo de sufrir una lesión.

No limpiar la ropa o el equipo utilizado

Más teniendo en cuenta los tiempos que corren, es muy importante lavarlo todo bien (zapatillas, ropa, botella de agua, esterilla, pesas, etc.), para que no se quede el sudor junto con las bacterias.

No moverte, estar quieto varias horas

De la misma manera que no es bueno parar de golpe de hacer ejercicio, tampoco es bueno no hacer nada de nada después. Estar en el sofá o sentado el resto del día pude ser contraproducente. Podemos ir a pasear, hacer las tareas del hogar… Así mantendremos los músculos activados, se recuperarán y prevendremos lesiones.

Cenar demasiado copioso

Comer demasiado hará que perdamos lo que hemos conseguido con los entrenamientos. Además, nos hará sentir pesados, tendremos una digestión más lenta y molesta y nos costará más conciliar el sueño. Para evitar que esto suceda, os recomendamos que hagáis tal y como hemos dicho antes, comer un poco después de entrenar. Esto saciará el apetito y hará que lleguemos a la hora de la cena con menos hambre y ansias por comer.

Estos son los principales errores que ha que evitar cometer después de haber entrenado. Si hay alguno de ello que estabais haciendo, os recomendamos que dejéis de hacerlo. De esta forma, conseguiréis mejores resultados.

Así que cuando hagáis los ejercicios de nuestro gimnasio online, tened todo esto en cuenta. Tenemos más de 800 videosesiones para que os podáis poner en forma en casa o donde vosotros queráis!

También tenemos planes nutricionales para que podáis completar vuestro entrenamientos de la mejor forma, porque la comida supone el 50 % del éxito de un objetivo deportivo. Nosotros nos encargamos de todo, vosotros solo tenéis que entrar en la web o en la APP de entrenamiento en casa y hacer los platos siguiendo los pasos, son muy sencillos de preparar. Si por algún motivo hay uno que no podéis comer, lo podéis cambiar por otro que so proponemos.

Inicia tu entrenamiento ahora

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes