Corregir la postura de la espalda desde casa: ten una espalda sana

Consigue fortalecer y corregir la espalda en casa con estos consejos

Después de un agotador día de oficina, largas horas de estudio o haber estado sentado durante mucho rato, nuestra espalda comienza a darnos avisos de que está sufriendo en forma de punzadas de dolor o molestia generalizada.

La vida sedentaria debilita poco a poco la musculación de la espalda pudiendo dar lugar a la debilitación patológica conocida como cifosis. Para evitar la aparición de esta enfermedad hay una serie de ejercicios que se pueden efectuar sin ningún problema en casa o en los descansos del trabajo.

El primer de estos ejercicios está enfocado a estirar el pecho y para poder practicarlo simplemente necesitaremos la esquina de una pared. Situándose de pie próximos a una esquina o columna, se extiende el brazo y se apoya la palma de la mano en el canto de la superficie mencionada. Acto seguido se inclina la espalda hacia adelante tanto como sea posible y se mantiene la posición por unos treinta segundos. Para obtener el máximo rendimiento de este ejercicio, ha de repetirse por lo menos seis veces, alternando entre brazos.

Otra práctica manera de extender la espalda es estando tumbado boca abajo, preferiblemente sobre una superficie cómoda, lisa y recta, con los brazos extendidos por encima de la cabeza y formando un ángulo de entre sesenta y noventa grados, con bisectriz pasando por el eje de la columna; es decir, formando una Y. Una vez en esta posición se eleva la espalda tanto como sea posible, siempre evitando esfuerzos extremos, y se mantiene la posición por cinco segundos. Este ejercicio no sólo sirve como estiramiento sino que también ayuda a fortalecer los músculos lumbares. Quien realice este ejercicio debe saber que tres series de ocho repeticiones es la rutina más indicada.

Para aquellos que dispongan de un foam roller o rodillo de espuma, se puede ejecutar un beneficioso ejercicio que aunque es posible realizar sin dicho rodillo es mucho más sencillo si se dispone de él. Tumbado en el suelo boca arriba, con los brazos cruzados por detrás de la cabeza y con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en un nivel inferior al punto de apoyo de nuestra espalda, nos deslizaremos arriba y abajo mientras nos estiramos.

Corregir la postura de la espalda es un proceso lento que requiere constancia. Es recomendable formar un hábito diario que incluya los ejercicios aquí expuestos, los resultados aparecen progresivamente, pero pueden tardar. Mientras esto ocurre, es importante no darse por vencido, y siempre puede venir bien algún masaje que nos alivie temporalmente.

En este vídeo os mostramos como fortalecer la espalda, para tener una postura más adecuada y una espalda sana.

Si quieres disfrutar de más consejos como estos, contacta con Ictiva y sus expertos. Podrás disfrutar de una amplitud de dietas y salas de ejercicios.

Fuente: ictiva

¡Gana premios poniéndote en forma! Realiza vídeos, comparte en las redes sociales, gana puntos y consigue hasta un viaje!

Ictiva - Ahora clases en directo

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes