Descanso activo: Conoce sus beneficios

Descanso activo: Conoce sus beneficios
25 Jun 2019

¿Habéis oído hablar del descanso activo? Vivimos en una época donde el ritmo de vida es frenético. Todos tenemos prisa, vamos corriendo de un lado a otro y no paramos. Con todo esto, parece que el descanso ha pasado a un segundo plano en nuestras vidas. Sin embargo, es algo muy importante que no debemos olvidar.

Hay muchas razones para tomarnos un descanso: vacaciones, tiempo para recuperarnos tras una lesión u operación o descansar durante del deporte de alta intensidad.

Inicia tu entrenamiento ahora

Puede que este concepto te sea nuevo por eso hoy lo vamos a explicar. Porque es algo que puede aportar muchos beneficios a quienes lo ponen en práctica.

 

¿Sabes qué es el descanso activo?

Como ya sabéis, es muy importante descansar. Y en el deporte, también. De la misma manera que debemos hacer ejercicio físico con regularidad, debemos descansar. Cuando hacemos deporte, sometemos a nuestros músculos y huesos a una presión, a estrés.

Al acabar de hacer este esfuerzo, necesitan un tiempo para poder recuperarse, adaptarse a la intensidad con la que acaban de entrenar y también para crecer. Ya que es en la fase de descanso cuando crecen. Como veis, es más importante de lo que parece.

Hay dos formas de descansar, una es el descanso total, durante el cual no se practica ningún tipo de deporte ni actividad física. Y el descanso activo: que consiste en hacer algún tipo de actividad deportiva durante los días de descanso.

Eso sí, para poder practicarlo correctamente, debemos seguir ciertas pautas:

 

Aprende a practicar correctamente el descanso activo:

Debe tratarse de una actividad ligera como por ejemplo trotar.

Puede ser otro deporte, pero siempre a baja intensidad, que no solemos practicar: dar una vuelta en bici, salir a pasear, hacer unos largos…

No debe realizarse a la misma intensidad o con el mismo esfuerzo con el que entrenamos los días normales.

También se puede hacer reduciendo la frecuencia de entrenamiento o el peso que levantamos.

Puede beneficiar a todo el mundo, sin importar el objetivo deportivo que tengas. Si lo pones en práctica correctamente, puede beneficiarte.

La organización es clave. Primero es mejor planificar los días de entrenamiento en función del objetivo que tengas, luego establece los días de descanso y así podrás elegir los días que harás descanso activo. Si por ejemplo el lunes hacemos piernas, que suele ser muy intenso y nos suele dejar sin energía. Podemos hacer descanso total el martes y descanso activo el miércoles (salir en bicicleta, por ejemplo). De esta forma, dejamos que los músculos se recuperen y los podemos volver a activar de forma suave, a su debido tiempo.

descanso-activo

Beneficios que te aporta practicar el descanso activo:

Esta técnica la empezaron a poner en práctica los deportistas de élite porque se dieron cuenta que les ayudaba a recuperarse más rápido. Entonces, todo el mundo empezó a practicarlo.

Entre los principales beneficios, encontramos:

Aumentar el oxígeno: hacer una actividad deportiva de baja intensidad en los días de descanso permite oxigenar los músculos y aportarles nutrientes, vitales para su recuperación.

Permite entrenar los músculos de otra forma.

Ayuda a mantener nuestra condición física.

Favorece la circulación sanguínea, desaparece la sensación de pesadez o entumecimiento.

Reduce el estrés y la presión del entrenamiento intensivo. Durante un entrenamiento normal, nos centramos en levantar peso, ser más rápidos, mejorar una marca… Esto es una presión para nosotros. El descanso activo es una forma de entrenar pensando solo en el placer de hacer ejercicio, en divertirse. Así nos relajamos.

Evitan la sobrecarga: es fácil que ocurra cuando entrenamos todos los días con cargas muy pesadas. Pero al hacer este tipo de descanso y hacer otros deportes o levantar menos peso, estaremos aliviando nuestros músculos y huesos, al menos durante un día.

En consecuencia, también se evitan lesiones que puedan ocurrir a causa del sobre entrenamiento.

Si entráis en nuestro gimnasio online, encontraréis sesiones de estiramientos y relajación, sesiones ideales para hacer durante el descanso activo. También podéis aprovechar este día para hacer deporte en familia, una idea genial para aprovechar y estrechar lazos con los niños y mejorar la salud de la familia.

El yoga o el pilates también son buenas opciones. Entrad en nuestro gimnasio y probad a hacer esa modalidad deportiva que siempre habíais querido aprender.

Si respetáis los días de descanso activo, veréis cómo lográis vuestro objetivo deportivo más rápido. No olvidéis acompañarlo de un buen plan nutricional.

Entrena Ahora con ictiva
Share

Sergio Recio